¿Qué es Coaching?

¡Nos encontramos en plena Semana Internacional del Coaching!
Por este motivo, estos días abundan las conferencias sobre qué es y para qué sirve esta metodología que se ha puesto tan de moda en la última década.

Muchas personas me trasladan sus dudas sobre para qué sirve un coach, o si esta metodología es efectiva en todos los casos. En gran parte, esto es consecuencia de la utilización masiva del término para servicios que poco o nada tienen que ver con la verdadera metodología.

Empecemos por definir qué es esto del Coaching, y para ello voy a tomar la definición que proporciona la International Coaching Federation (ICF). Según esta federación, el Coaching es una relación profesional continuada que ayuda a que las personas produzcan resultados extraordinarios en sus vidas, carreras u organizaciones. A través de este proceso los clientes ahondan en su aprendizaje, mejoran su desempeño y refuerzan su calidad de vida.

Un coach es un profesional de la metodología Coaching que acompaña a su cliente en un proceso de reflexión, descubrimiento, cambio de perspectiva, aprendizaje y acción. Para ello, el coach está formado en competencias tales como la escucha activa, la integridad, empatía, creatividad, flexibilidad y tolerancia, gestión del cambio, gestión emocional, autodesarrollo, etc. y además utiliza marcos de referencia derivados de diferentes ramas de la Psicología.

En un proceso de Coaching el cliente viene a obtener resultados distintos a los que ha tenido hasta ahora en una situación concreta, un ámbito de su vida, una meta profesional, etc.
Con esta metodología se establece una sintonía entre el coach y su cliente, una relación de confianza mutua. Además el cliente se siente escuchadono juzgado por sus opiniones, deseos o maneras de entender las situaciones que le preocupan. El coach ofrece nuevas perspectivas de la situación a trabajar, promoviendo un enfoque positivo que fomente el cambio en el cliente.
El cliente sabe que el coach tiene las competencias, conocimientos y herramientas necesarias para acompañarle en su camino hacia el cambio pero siempre promoviendo la autonomía, el desarrollo personal y el poder de decisión del propio cliente.

En este “caminar juntos” el coach se posiciona al lado del cliente, confiando en él y desde la humildad.

No somos gurús, porque nuestros clientes no necesitan que alguien les ilumine con sus conocimientos y les indique cuál es el mejor camino para ellos. Nuestros clientes son personas como tú, llena de recursos personales, capacidades y competencias, que se encuentran a las puertas de su proceso personal de cambio y necesitan una ayuda profesional para mejorar sus resultados.

Si quieres saber más aspectos sobre esta metodología, puedes echarle un vistazo a mi colaboración sobre ¿Para qué sirve el Coaching? publicado en la versión digital de la revista Buena Vida de El País, o conocer opiniones de mis clientes sobre sus procesos de Coaching  en  mi apartado Testimonios.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *